El doblaje español, un sector que mueve anualmente entre 75 y 100 millones de euros, afronta el año 2021 con una misión principal, compartida con el resto de la sociedad: superar las consecuencias de la pandemia por coronavirus y recuperar una normalidad que, en parte o por completo, irá llegando —si el tiempo lo permite, que diría un taurino— en los próximos meses, conforme se vacune a la población, y se logre la ansiada inmunidad.

Una pandemia que ha marcado hondamente la sociedad y la actividad económica durante el pasado 2020, como así recogieron las páginas de nuestro blog, dedicado a información sobre el doblaje.

El blog abrió el año con una completa entrevista a Roberto Cuenca, maestro de actores y fundador del llamado Grupo de Parla, que impulsó el aterrizaje en el doblaje de un nutrido grupo de actores, quien repasó en una extensa charla desde sus inicios en la profesión, con jugosas anécdotas sobre personalidades muy relevantes de la interpretación, hasta sus opiniones sobre el doblaje actual, y su visión sobre la tan traída y llevada naturalidad en el habla de los actores, incluyendo a los de doblaje.

Además, otra noticia aparecida en 2020 nos dio cuenta sobre la situación de las negociaciones en el País Vasco entre los actores de doblaje y las empresas, con sorpresas en la composición de la mesa donde se negocia el nuevo convenio colectivo para la comunidad autónoma, con nuevos actores, tanto en la parte patronal, como en la social.

La pandemia interrumpió la negociación colectiva. Pero no logró tumbar un importante avance en Cataluña, donde los actores, organizados poco antes en una nueva entidad, consiguieron arrancar a los estudios — Soundstudio, VSI Sonygraf, Megara, Deluxe, SDI Media, entre ellos — un pacto de empresa que fija precios y normas, tras años de batalla judicial y desgobierno, para los doblajes que tienen lugar en Barcelona, el otro gran polo del doblaje español.

Mientras tanto, en Madrid, con el convenio vencido desde el 31 de diciembre de 2019, la pandemia también frenó una negociación, cuando las conversaciones estaban muy avanzadas, y se negociaba un convenio largo, para cuatro o cinco años, con dos cuestiones palpitantes, aupadas por la emergencia sanitaria, como el fomento del teletrabajo, ansiado por la patronal, pero con la férrea oposición de Adoma, el sindicato madrileño, y del resto de asociaciones de actores del país; y el alza salarial, congelada este 2020 en Madrid, por mor de la pandemia.

El doblaje se vuelca durante el confinamiento

Sin embargo, la epidemia de coronavirus también dejó un torrente de solidaridad que protagonizaron los actores de doblaje cediendo sus voces para tratar de amenizar a la población, durante las largas semanas de encierro obligadas por el virus. No faltaron poemas, canciones, cuentos… y un apagón cultural, que sirvió para recordar la escasez de ayudas para la cultura, uno de los sectores más golpeados por la pandemia, especialmente en su vertiente de espectáculos en vivo.

Protestas que también abundaron en nuestra blog, aunque vinculadas en este caso estrictamente al mundo del doblaje. Y en particular a la precariedad laboral de los técnicos de sonido, por un lado. Y a la falta de unidad en el sector, por el otro.

Así se recoge en este artículo de José Egea, responsable la asociación de técnicos Aepsa, que repasó los últimos cambios debidos al cambio técnico y la concentración empresarial del sector de los estudios de sonido dedicados al doblaje. Y en una información que reflejaba la importancia del diálogo con la Administración que contó, por primera vez, con la voz de la patronal Aedma, que,en representación de sus asociados Deluxe, Sonologic, Lasso Estudios y Tecnison, explicó a este blog sus planes de futuro relativos a la digitalización y la promoción del trabajo en remoto.

Y que se ha visto afectado, como por un terremoto, por la irrupción las nuevas plataformas como Netflix, de contenidos audiovisuales, cuyo papel halló también acomodo en nuestras páginas muy recientemente, por un lado dando cuenta de las negociaciones entre Aisge y Netflix y otras plataformas a fin de incrementar la información sobre los doblajes. Y por otro con la detallada relación de la honda transformación en la producción española derivada de la aparición de los nuevos actores de distribución y generación de contenidos.

Tampoco olvidamos, finalmente, relatar algunas de las consecuencias de la entrada en vigor en 2020 del Tratado de Beijing. Y tres estupendas entrevistas que, junto con un listado de lugares con información sobre el doblaje, completan el año; con charlas en primer lugar con Rubén Navarro, experto en doblaje de videojuegos; Melania Marcos, destacada en el campo de locución de publicidad; y el cuarteto de actores formado por Míchel Tejerina, Pablo Concejero, Sandra Villa y Vicky Pascual, recién llegados a la profesión estos últimos, y que relataron en nuestro blog sus primeros pasos por el mundo del doblaje.

¡Sigue leyéndonos!

¡¡Feliz 2021!!


0 comentarios

Deja una respuesta