Cataluña arranca un alza salarial del 6,1% y la promesa de un nuevo convenio

Cataluña arranca un alza salarial del 6,1% y la promesa de un nuevo convenio

La huelga en Barcelona quedó desconvocada. Los actores y directores de doblaje acordaron la desconvocatoria tras aceptar la oferta patronal de una subida salarial del 6,1% a partir de abril. Además, los tres mayores estudios se han constituido en nueva patronal, que negociará a partir de ahora un nuevo convenio colectivo. “Un hito histórico”, según la asociación DUB, que se ha mostrado “muy satisfecha con el acuerdo”.

La huelga convocada para el viernes 11 de marzo en Barcelona quedó desconvocada después de que la noche del miércoles, más de 150 actores y directores de doblaje reunidos en asamblea decidieron aceptar “casi por unanimidad” la oferta llegada desde el lado patronal, informan en fuentes de la asociación del doblaje barcelonés DUB al Blog de la Escuela de Doblaje de Madrid.

La amenaza de huelga logró desencallar más de dos meses y medio de negociación. Y ocho años de conversaciones fallidas.

Los actores lograron su principal reivindicación, un alza salarial del 6,1%, aunque para ello tuvieron que renunciar a cobrar desde enero ese incremento.

El alza salarial se aplicará en dos fases. En marzo los sueldos subirán un 3%, con efectos desde el 1 de ese mes. Y desde abril se añadirá un 3,1% adicional. Por tanto, a partir de abril, el precio del take y la convocatoria será un 6,1% superior al del año pasado.

En 2023, los actores se aseguran un alza mínima del 1,25%. Y se emplazan a negociar con los patronos durante 2022 el techo máximo de este incremento.

Una patronal de nueva creación AEDSC — Asociación de estudios de doblaje y sonido de Cataluña—, constituida por los principales estudios de la comunidad, SDI, Tecnison y Deluxe, negociará un nuevo convenio colectivo, después de casi una década sin regulación.

Nuevos precios del take

Así los salarios en Barcelona — principal polo del doblaje en la comunidad catalana — quedan fijados en las siguientes cantidades a partir de las subidas de marzo y abril.

En cine, el precio de la convocatoria de los actores queda fijado en 53,73 euros y el del take en 5,97 euros el próximo mes de abril (frente a los 50,64 y 5,63 actuales); después de un mes de marzo en que se cobrarán a 52,16 y 5,80 euros, respectivamente.

En vídeo y televisión, el salario por convocatoria de los actores ascenderá a 39,24 euros, y el del take, 4,31 euros (frente a los 36,99 y 4,06 actuales); tras un mes de marzo en que se cobrarán a 38,10 y 4,18 euros, respectivamente.

De este modo los salarios en Barcelona se sitúan ligeramente por debajo de los de Madrid, después de que en esta última comunidad autónoma se aplicara desde enero una subida del 6,5%; coincidente con la subida interanual del IPC del último mes del año.

Así, la convocatoria de cine en Barcelona se sitúa desde abril 1,59 euros por debajo de la de Madrid (2,87% menos); en tanto que el take se sitúa casi a la par, nueve céntimos por debajo en el caso de Barcelona (1,49% menos).

En cuanto al vídeo, la convocatoria en Barcelona se coloca 2,24 euros por debajo del umbral de Madrid (un 5,4% menos); mientras el take se sitúa 24 céntimos por debajo de Madrid (un 5,27% menos).

Fin a una década sin normas

El acuerdo alcanzado entre los actores y los estudios de doblaje recoge además otro punto de suma importancia. Los tres mayores estudios de doblaje de Barcelona —SDI, Tecnison y Deluxe— , de donde procede la oferta que ha motivado el acuerdo, se constituyen en patronal, que negociará un nuevo convenio colectivo para la comunidad autónoma, tras años de desregulación.

Esta patronal denominada AEDSC —Asociación de estudios de doblaje y sonido de Cataluña— prevé formalizar en breve plazo su constitución, que aparecerá publicada en el boletín oficial de la comunidad autónoma a finales de esta semana.

Tras esta constitución, los patronos se sentarán a negociar con los actores un nuevo convenio colectivo que ponga fin al estado de falta de regulación laboral, que se remonta a una década atrás, y que ha motivado, entre otras cosas, la congelación del salario de los actores y directores desde el año 2009, y una larga batalla judicial a cuenta de la reforma laboral de 2012.

En 2023, los actores han pactado una subida mínima del 1,25%, mientras que el alza máxima habrá de ser negociada obligatoriamente a lo largo del presente año. En caso de no alcanzarse un acuerdo, se trasladarían los pactos de empresa con que ha venido funcionando la comunidad autónoma en los últimos años.

Para DUB, el acuerdo alcanzado es un “hito histórico” que pone fin a más de una década de congelación salarial y negociaciones truncadas en la comunidad autónoma, y un motivo de “gran satisfacción”, explicó a este blog el portavoz de la asociación Masumi Matsuda.

División patronal

La negociación del convenio colectivo de Cataluña ha sido un proceso arduo que, tras arrancar el pasado diciembre, ha concluido con la amenaza de huelga de los actores por la falta de avances en la negociación con los estudios, y la posterior consecución del acuerdo.
Por el camino los actores hubieron de negar el rumor de que los estudios ofrecían adherirse al convenio colectivo de Madrid. Y lidiar con la falta de una representación única al otro lado de la mesa. De hecho, los actores recibieron una oferta procedente de los estudios más pequeños, consistente en un suelo del 2% y un techo del 5% para el alza salarial, que finalmente rechazaron, tras recibir la oferta por parte de los grandes estudios afincados en Barcelona (todos ellos con sede también en Madrid), según ha confirmado a este blog en fuentes patronales y sindicales de la negociación.

Ahora, los actores trasladarán a los pequeños estudios las condiciones laborales pactadas con los grandes, a la espera de lograr su adhesión. Para el próximo año, una vez haya finalizado con éxito la negociación de un nuevo convenio colectivo, como se espera, todos los estudios deberán trabajar con las condiciones que recoja el acuerdo autonómico.

Nuevos precios del doblaje al catalán

Pero la huelga contra los estudios no ha sido el único conflicto colectivo librado en Cataluña por los actores de doblaje. El pasado mes de noviembre, los intérpretes amenazaron a la televisión autonómica TV3 con paralizar el doblaje de películas y series en catalán, disconformes con la gestión de la cadena pública.

La huelga logró detenerse, tras la promesa de la cadena pública de modificar las condiciones de sus concursos públicos, al que concurren los diferentes estudios.

Ahora, el ente público ha propuesto la adjudicación del nuevo contrato para el doblaje en catalán de esta producción audiovisual en favor de los estudios Sonilab Studios, Cyo, VSI-Sonigraf, Galletly, Takemaker y SDI Media Iberia, según resolución de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals.

Así, de acuerdo a esta propuesta de contratación, los precios del doblaje en catalán rondarán este año los 6.500 euros para las películas de 90 minutos de duración; mientras que en el caso de las series, se acercan a los 5.000 euros, los capítulos hasta 60 minutos; y 2.500 euros, los capítulos de 30 minutos, según las diferentes ofertas de los estudios adjudicatarios, que se resumen a continuación.

En el caso del cine, el precio del doblaje al catalán oscila entre los 5.850 euros del estudio más barato (Sonilab Studios); y los 6.914 euros del más caro (SDI Media Iberia); con un sobrecoste de 45 a 75 euros por cada minuto que exceda sobre los 90 minutos de duración.

Llama la atención la igualdad de precios entre las películas clasificadas de Tipo A y las de Tipo B; con la única excepción del estudio SDI, que abarata unos 90 euros el Tipo B.

En el caso de las series, el precio del doblaje al catalán que cobrarán los estudios oscila, en el caso de capítulos de ficción de hasta 60 minutos, entre los 3.480 euros ofertados por Sonilab Studios y los 4.483 euros de SDI.

Por su parte, las series de ficción de 30 minutos de duración costarán una horquilla que va de los 2.100 euros de Sonilab Studios y los 2.580 euros de Takemaker.

Finalmente el doblaje al catalán de documentales de 60 minutos de duración valdrá entre los 1.200 euros de la oferta más barata (Sonilab Studios), y los 1.864 euros de SDI.

 

Dejar un comentario


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /homepages/6/d483979310/htdocs/wp-includes/functions.php on line 5373